×

Continúan graves las jóvenes madres que ingresaron quemadas al CIS Banda

Candela Pérez está con pronóstico reservado y según los médicos su cuadro es crítico, mientras que Milagros -la otra víctima- evoluciona favorablemente, pero sigue en terapia con asistencia psiquiátrica.

- 00:54 Policiales

Mientras la Unidad Fiscal de Violencia de Género e Intrafamiliar de La Banda trabaja contrarreloj para determinar las causas por las que Candela y Milagros resultaron heridas, ellas luchan por su vida en el Centro de Salud Banda.

Candela Pérez -de 20 años, residente en el Bº Avenida- ingresó a la sala de urgencias del CIS el pasado 27 de diciembre a la madrugada. Tenía el 50% del cuerpo quemado.

Desde entonces se encuentra internada en la Unidad de Terapia Intensiva con pronóstico reservado a raíz de las graves heridas que sufrió mientras se encontraba con su ex pareja, padre de sus dos hijos, en una vivienda del paraje La Isla en una zona rural de La Dársena.

Ante la confusa situación, la fiscal de turno Dra. María del Pilar Gallo ordenó la aprehensión de su pareja Iván Enrique Arce, de 31 años, quien manifestó ante los médicos que su ex pareja había llegado a su casa con una botella de alcohol en la mano, se había arrojado el líquido sobre su cuerpo y con un encendedor se prendió fuego.

Al ser indagado el acusado se negó a declarar y en la jornada de hoy la Fiscalía pedirá la prórroga de la detención. Sobre la salud de la joven madre, las fuentes judiciales revelaron que sigue en Terapia y su pronóstico es reservado.

Los médicos indicaron que las lesiones que la joven presenta son gravísimas y generaron importantes daños en las vías respiratorias.

En tanto que Milagros (22), ingresó al CIS Banda el 1 de enero en horas del mediodía. Según se supo, la joven estaba con su pareja y los familiares de éste cuando se generó una discusión entre ellos.

La pareja ingresó a la habitación donde residían y más tarde la hija de ambos -una nena de 4 años- salió corriendo a los gritos pidiendo ayuda, ya que su madre estaba envuelta en llamas.

Milagros tiene el 36% del cuerpo quemado y según los dichos de su madre evoluciona favorablemente, pero sigue en terapia con respirador. Además indicó que en las últimas horas fue asistida por una psiquiatra.

“Está muy temerosa y delira”, expresó Cristina quien clama a Dios para que proteja a su hija y la salve.

La pareja de Milagros —Rodrigo Ramón Ovejero, de 26 años— también está detenida, y en los próximos días la Fiscalía realizará Cámara Gesell a la menor, quien fue la última testigo del brutal hecho.

El concubino de Milagros estuvo preso por violencia

En diálogo con EL LIBERAL, Cristina Medina, la madre de Milagros, contó que el acusado había agredido a su hija en otras oportunidades y en una de ellas le provocó heridas gravísimas.

Según contó Cristina, hace aproximadamente dos años su hija había radicado la primera denuncia en contra de su expareja. En aquella ocasión, la había encerrado en una habitación de la casa y, mientras sus padres se encontraban en el lugar, la golpeó. El acusado estuvo tras las rejas, pero cuando salió la relación continuó. Según expresó la mujer, su yerno era muy celoso y su hija le tenía que pedir permiso hasta para ir a visitarla. l

Más noticias de hoy